Ventajas y desventajas del coche autónomo

coches autónomos

El coche autónomo está a la orden del día y las grandes empresas tecnológicas destinan una gran parte del presupuesto a su desarrollo, pero ¿qué ventajas e inconvenientes tienen?

La inminente incursión del coche autónomo en nuestras vidas es un hecho. Los gigantes tecnológicos más importantes a nivel mundial –Google, UBER, Tesla, Amazon…- están mejorando cada vez más el equipamiento para que, poco a poco, lo introduzcamos en nuestro día a día. Sin embargo, hoy por hoy, el coche autónomo todavía está en fase de desarrollo y cuenta con ventajas y desventajas que aún pueden mejorar.

  • Menos errores. El factor humano es el más influyente en los accidentes viales: distracciones al volante, cansancio, estrés… Al estar dirigidos por una maquinaria diseñada a la perfección, el coche autónomo incurre en menos errores a la hora de conducir, lo que se traduce en menos accidentes. Sin embargo, como todo sistema diseñado con código, también puede dejar de funcionar o incurrir en fallos con graves consecuencias.
  • Menos atascos. La tecnología IoT que llevan incorporada permite a los coches conectarse y comunicarse entre sí, algo que mejoraría la fluidez del tráfico.
  • Mejor para el medio ambiente. Por supuesto, una de las grandes ventajas del coche autónomo reside en su baja contaminación para el medio ambiente. Al ser híbridos o completamente eléctricos estos automóviles no realizan emisiones de CO2.
  • Eficiencia energética. Uno de los grandes puntos a favor del coche autónomo es que logra conducir a la velocidad óptima en cada momento, logrando aprovechar al máximo la energía y el combustible disponibles sin dejar de lado la seguridad.
  • Facilita la movilidad de colectivos con problemas. Personas invidentes, disminuidos físicos o personas de avanzada edad que ahora mismo no cuentan con la suficiente autonomía como para conducir un vehículo podrían mejorar notablemente su calidad de vida gracias a esta tecnología.
  • Accidentes y ética. La polémica está servida en este sentido: en caso de fallo mecánico, ¿de quién sería la culpa? ¿Del conductor? ¿Del coche? ¿Del fabricante? Recientemente este debate ha dado la vuelta al mundo debido al fatal accidente de un coche autónomo de la compañía Uber que causó la muerte a una mujer en el estado de Arizona.
  • Otro de los grandes inconvenientes del coche autónomo es su elevado coste. Al menos hasta su total implantación, este tipo de vehículos estaría al alcance de muy pocos bolsillos.

¿Es arriesgado poner en manos de una máquina una tarea con tantas variables como la conducción? ¿Es capaz el coche autónomo de anticiparse a situaciones de peligro al mismo nivel que la inteligencia humana? El debate está servido, pero lo que está claro es que esta tecnología ha llegado para quedarse.

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *