Seguridad laboral vs seguridad de procesos

seguridad laboral

La seguridad laboral y la seguridad de procesos son dos conceptos que se relacionan entre sí pero tienen un objetivo diferente. ¿De qué trata cada una?

Existen determinadas profesiones que requieren un mayor riesgo, tanto personal como de procesos, durante la realización o conservación de los elementos necesarios para ejercer la actividad en cuestión. Por el contrario, otros tipos de profesiores conllevan menos peligrosidad pero también ha de cuidarse la seguridad laboral para evitar enfermedades o accidentes en el puesto de trabajo.

No es lo mismo trabajar en una mina que en una oficina aunque, ambos casos, de mayor a menor grado, todos conllevan riesgos. Por ejemplo, en una oficina puedes sufrir problemas de espalda o tensión muscular en el cuello.

Siguiendo este hilo, vamos a tratar de explicar brevemente en qué consiste la seguridad laboral para, más tarde compararla con la seguridad de procesos.

Las seguridad laboral es aquella que se preocupa de que todas las personas que ejercen una determinada actividad estén bien y, si ocurre algo durante la realización de la actividad, que puedan estar atendidas y sean recompensadas. Los daños pueden ser físicos (accidentes), químicos (si el trabajo requiere la exposición a determinadas sustancias nocivas) o biológicos (virus) y su frecuencia el alta aunque es mínimo el porcentaje de lesiones graves.  Es aquí donde aparece la conexión con la seguridad de procesos.

El objetivo de la seguirdad de procesos es el de evitar que se liberen materiales o sustancias peligrosas que se requieren para llevar a cabo una profesión así como de controlar aquellos elementos que se necesitan. Por ejemplo, la temperatura de la luz.  Su frecuencia es muy baja pero los daños pueden llegar a ser bastante más violentos.

Resumiendo:

Seguridad laboral:

  • Resbalones, tropiezos, caídas, quemaduras…
  • No demasiado graves y mucha frecuencia
  • Una o pocas personas implicadas

Seguridad de procesos:

  • Inlamabilidad, reactividad, toxicidad…
  • Gravedad alta y poca frecuencia.
  • Más de una persona implicada.

Las empresas, deben llevar a cabo políticas de prevención en ambos casos con el objetivo de evitar posibles sucesos.

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *