¿Qué es la obsolescencia programada?

Obsolescencia programada

El concepto de obsolescencia programada vuelve a estar de actualidad unido a la marca Apple. ¿Imaginas de qué trata?

La Fiscalía francesa ha comenzado a investigar algunos productos de la marca Apple tras un escándalo relacionado con las baterías de iPhone.

Al parecer, hay quien defiende que los teléfonos de Apple disminuyen su rendimiento con el tiempo porque ya salen de fábrica programados de tal forma. ¿Será verdad? Por aquí nos gusta pensar en positivo…

En este sentido, profundizamos un poco más en el concepto de obsolescencia programada y es que, la mayoría de habitantes del hemisferio norte somos ya plenamente consicentes de que los productos se hacen para romperse y de que ya nada es eterno.

¿Todavía queda alguien por ver el famoso documental Comprar, Tirar, Comprar? Si no lo habéis hecho, debéis hacerlo. Es muy ameno y se aprende mucho sobre la ralentización programada. ¿Sabías que hay una bombilla en EEUU que todavía funciona? Es más, las primeras pantis de mujer, ¡nunca jamás se rompían! Claro, tras las primeras ventas, las empresas se daban cuenta de que no había retorno, es decir, las señoras y familias no compraban más medias o bombillas…

Por el futuro de la economía, no queda más remedio que fabricar los productos para que, con el tiempo y el uso, se rompan o dejen de funcionar. Es aquí donde entra el debate, ¿es lícito? ¿Estamos engañados en la sociedad de consumo? ¿Existe un límite?

En cuanto a productos tecnológicos, en la actualidad estamos inmersos en una vorágine de lanzamientos constantes de novedades que no damos tiempo a “agotar” nuestras tablets, ordenadores o teléfonos. Cambiamos de aparato electrónico antes de darle tiempo a que se rompa o deje de funcionar. ¿Es bueno? ¿Qué estamos haciendo? De momento, dejándonos llevar, el panorama está cambiando y todos queremos ser partícipes de ello y estar a la última.

¿Qué nos deparará el futuro? Pronto lo sabremos.

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *