Características comunes de un gran líder

Características comunes de un gran líder

Un líder es la persona que dirije o encabeza a un grupo. Por ejemplo, una empresa o un movimiento social, político o religioso con el fin de alcanzar un objetivo común en el plazo definido.

Los seres humanos, por naturaleza, necesitamos convivir en grupo, en sociedad. Partiendo de esa base, todos podemos mencionar a multitud de líderes que han sido protagonistas de nuestra historia. Ahora bien, un gran líder tiene unas cualidades más especiales que las de un jefe al uso. ¿Sabrías diferenciarlas?

Líder o jefe, ¿qué perfil buscan las empresas actuales?

En el mundo de la empresa y los negocios se ha diferenciado, en  ocasiones, entre jefe y líder. Jefe, es aquel que ocupa un cargo que se le ha otorgado (por meritos o si ellos) y que únicamente se preocupa de uno mismo. Realiza sus funciones de “jefe” basadas en un perfil autoritario, con el fin de mantener su puesto sin interesarse demasiado por realizar un buen liderazgo y favorecer la motivación de los empleados a su cargo.

Por el contrario, el perfil de un líder, está más orientado a los demás para alcanzar el éxito propio, el del grupo y en fin último, el de la empresa.

¿Qué características debe tener un gran líder?

  • No es partidario de realizar amenazas a los empleados o cargos inferiores.
  • Gran capacidad de comunicación.
  • Humor para aforntarse a los problemas o situaciones adversas. El humor puede ayudar a no preocupar a los empleados, genera sensación de positivismo. ¡Todos los problemas se superan!
  • Al hilo del anterior, no suele mostrar flaqueza en público y, si lo hace, es con total naturalidad, sacando el punto positivo.
  • Muestra confianza en los demás y sabe delegar.
  • Considera los errores como aprendizaje.
  • Transmite empatía y confianza.
  • Comparte datos y conocimientos. No se guarda para él todo lo que pueda enriquecer a los demás.
  • Humildad, a un gran líder le gusta aprender de los demás.
  • Sabe reconocer los errores.
  • Gran capacidad de adaptación y nada de miedo al cambio.
  • Capacidad de previsión y anticipación.
  • No se basan solo en lo cuantitativo como solía hacerse hace décadas en las empresas. Mucho menos ahora, con la cantidad de decisiones que está ayudando a tomar el bigdata.

Como siempre ha habido debate con este tema. Finalizamos con un ejemplo sencillo para entenderlo. ¿Recuerdas el colegio o tus años locos de universidad? Siempre había alguien, o nosotros mismos, que cumplía el roll innato de líder por su propia personalidad. Esa persona no había trabajado o estudiado para ello sino que formaba parte de su yo interno, de su forma de ser. ¿Lo recuerdas?

En definitiva, si te estás preparando para ser un gran líder o crees que siempre has tenido facultades para pulir este tipo de perfil no dudes en seguir los consejos anteriores y, sobre todo, ¡rodéate siempre de gente mejor que tú!

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *