3 técnicas para memorizar mejor

3 técnicas para memorizar mejor

Presentación de negocios, entrevistas de trabajo, exposiciones en público. ¿Cómo preparas el argumentario previo?

De una forma u otra, muchos de nosotros estamos expuestos habitualmente a estudiar o realizar presentaciones en público. Aunque el trabajo diario y una buena preparación influirán notablemente en nuestro éxtito, también tenemos que hacer uso de la memoria. Al menos, para esquematizarnos mentalmente el argumentario a seguir. Da igual que sea un examen de idiomas que una presentación de producto ante 3.000 personas, siempre necesitaremos hacer uso de la memoria.

Como sabrás, estudiar como cuando “aprendíamos” a estudiar de pequeños, es lo menos recomendable. Aprendiendo las cosas de carrerilla, la razón no interviene y, si olvidamos los datos, será más difícil volvernos a acordar.

Ya tenemos la primera clave, razonar es fundamental para codificar y recordar. El cerebro hilará todos los datos que te llevaron a una determinada información. ¿No os ha pasado nunca? No te acuerdas de X pero sabes que Y está relacionado y tirando del hilo consigues llegar a la información. ¡La mente es toda una máquina de relojería fina!

Si hace tiempo os hablamos de una técnica infalible para umentar la productividad hoy os ofrecemos algunas de las técnicas más reconocidas para memorizar:

  1. Esquemas: Trata de organizar bien la información y no la memorices tal cual. Leela las veces que haga falta, comprendiéndola y sacando conclusiones. Los esquemas son muy útiles para destacar lo más importante, es decir, deben servirnos de guías que nos ayudarán a ir ampliando la información que previamente hayamos leído y comprendido. Confia en tu memoria, haciendo asociaciones correctas, jamás te dejará en blanco.
  2. Repeticiones: ponte límites de temario para realizar por escrito o en voz alta una repetición con tus propias palabras, subrayando las palabras clave que sean necesarias: fechas, nombres, acontecimientos… Con esta técnica te drás cuenta de que sabes más de lo que crees y, si no es así, tendrás que volver a repasar. También puedes simular una exposición con otra persona, provocar que te pregunten, etc.
  3. Crea una historia o realiza vinculaciones (con números, con hechos de tu vida diaria…). Estas técnicas para memorizar son las más útiles ya que ayudan de forma natural al cerebro a poder recordar una información nueva.

¿Añadirías alguna más? Esperamos que hayan podido servirte de ayuda.

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *